27.10.15

Segunda vuelta




Una planicie blanca que debe ser escrita, en breve, con otras cosas.
Por ejemplo, con brillantes apuntes sobre un otro, sobre un prójimo,
sobre la posibilidad o imposibilidad de su existencia
sobre cómo acceder a él o cómo él se presenta inaccesible


Sin embargo, cada fibra de papel que da forma a esa hoja -todavía- en blanco,
reclama una frase 
que junta la Historia con nuestra historia
"La patria es el Otro"
esgrimida como bandera de amor en toda batalla
resaltada, grabada, grafiteada.

Escribir esa frase, justo esa
en tiempos como estos, justo estos
no es tarea fácil
pues volvería la pregunta 
¿qué es la patria? 
¿quién es el otro?
y esas respuestas que flotan en el aire,
son húmedad, neblina, densitud inaprehensible.

mi patria, tu boca
esa que dando un último beso 
jamás sospechó
que se sentíría como el primero,

después, viento.


11.10.15



Transcurro ¿como estas gotas de lluvia? a través de la casa
rodeada de una presencia incorpórea, ¿la tuya?

No siento voluntad alguna,
tan fuera de mi estoy, tan impropia
que no me muevo, soy movida

Pura pasividad, materia inerte, 
extraña, carne.

No hay nada que reúna mis pensamientos, 
soy fragmentos, pedazos, ¿retazos?
Nada adentro, nada afuera
¿será, más bien, que no soy nada 
y nadeo todo a mi alrededor?

Ni siquiera el recuerdo, 
un recuerdo
que aparezca con claridad
y me deje discernir el presente

¿Puedo hablar de recuerdos sin yo?
¿puedo enunciarme?
¿cómo recuperar esos instantes de mundo sin mi?

Quizás si se ofrecieran,
quizás si volvieran, 
yo existiría

pero, la lluvia.

1.10.15

y cómo cuesta despertar






La anticipación frustrada
de tu llegada a través de mi ventana
una vez, no estás
dos, tres, tampoco.

El engaño auditivo del teléfono
que, mentirosamente, suena en mi mochila,
otra vez tu llamado que no era
ni siquiera un llamado.

Las cuadras que camino de más sin notarlo
como queriendo encontrar por ahí tu mirada sonriente,
despojada del gesto de los últimos días.

Las mañanas en que despierto enojada 
confirmando que todo es cierto

que no vas a llegar
que no vas a llamar
que esa mirada, solo es mi mejor recuerdo

que no pudimos hacer de esta madeja de hilos enredados
una trama tan hermosa
como la que alguna vez 
tejimos juntos.