16.12.15

Bazar chino


Camino la góndola de nuestros proyectos pasados.
Todo alcanzó ya su fecha de caducidad.
Algunos objetos que esperaban por allí, se han caído.
Todos mezclados yacen
las pavas, las almohadas, los cuchillos.
Recorro cada pasillo sintiendo cómo todo se cierra a mi paso
Laberinto de "lo que pudo ser y no fue".
Una parte de mí busca la copa de vidrio que permanece
cubierta de polvo, pero intacta.
La otra, me ubica frente a ese lugar
donde las alfombras, los trapos, las escobas
tirados en el piso, desparramados,
evidencian el abandono e invitan al traspié.
Nadie ordena
Todo se cae, se desmorona,
y, sin embargo insiste
Nadie se lleva nada
Nadie tira Nada
los proyectos, los objetos, el polvo y yo
Todos en el limbo.

5.12.15


"Creía en infinitas series de tiempos,
 en una red creciente y vertiginosa de tiempos
divergentes, convergentes y paralelos.
Esa trama de tiempos que se aproximan, se bifurcan, se cortan
o que secularmente se ignoran, 
abarcan todas las posibilidades.
No existimos en la mayoría de esos tiempos; 
en algunos existís vos y no yo;
en otros, los dos" J.L.B

Nunca volverán 

los días que pasamos sin el peso de las horas
creando todo sin saberlo.
Una casi-casa en un muy bosque
una hamaca, la frescura del pasto donde nos recostamos
un libro
tu voz leyendo para el mundo, para mí
mi voz leyendo para cada partícula viviente, 
en especial, para todas las tuyas.

A veces, tal vez

un mismo paisaje por delante
compartir una escena improvisada
extenderme hasta tu mano recíproca, correspondida
queriendo encontrarte dentro o en
tu materialidad erguida, incorruptible.

Siempre, todos los días

el deseo
el ahora
el silencio
la espera
la mirada
el ayer
la ausencia 
pronto.

bailan   infinita 

          la          danza 

del amor.