31.8.10

.

Es extraño cómo por momentos la vida parece subsumirse al punto de vista del espectador,
y no me vengan con eso de que interioridad-exterioridad es un falso dualismo.
Cualquiera que alguna vez haya amado, haya sentido, le haya dolido, puede atestiguarlo
Un abismo que separa el Yo del Tu
Lo que pasa adentro, de lo que sucede afuera
y la misma gesticulación lo muestra,
acá, allá...


Por eso no me convenzo de ser sólo aquello que atraviesa esta pared flexible
y se coloca allá.
Soy más que eso
soy, además, todo lo que queda acá,
pura potencialidad si asi querés llamarlo
una nada?
un algo?
un todo.

9.8.10

Acerca de un cierto tipo de sueño...

.

 Allí lejos y hace tiempo quedó frustrada,
socavada, la búsqueda de fundamentos exteriores.
Despojados de  esferas azules, arrojados al vacío.
Ya no basta con lo otro,
urge buscar lo propio, admitir lo construido
para deconstruirlo y reconstruirlo.
Reivindicar nuestra debilidad,
la inestabilidad
y hallar allí un fundamento
que nos haga flexibles, y por eso más fuertes
expandirnos, contraernos
mirarnos por dentro, qué es
reflexionar,
Despertar, como dijo Kant,


del sueño dogmático


                                                                 para todos, para todo, en todo

2.8.10

y los sueños, sueños son.

Es verdad, pues reprimamos
esta fiera condición, 
esta furia, esta ambición,
por si alguna vez soñamos;
y sí haremos, pues estamos
en mundo tan singular,
que el vivir sólo es soñar;
y la experiencia me enseña
que el hombre que vive sueña
lo que es hasta despertar.
Sueña el rey que es rey, y vive
con ese engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe;
y en cenizas le convierte
la muerte (¡desdicha fuerte!) :
¿quién hay que intente reinar
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusion,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende
Yo sueño que estoy aquí
de estas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi
¿Qué es la vida? Un frenesí
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño;
y los sueños sueños son.


                                                 Calderón de la Barca