12.1.11

Del tiempo y su prefijo.

.

Es raro ese poder que tiene el tiempo para trasladarnos, casi sin que nos anoticiemos,
de un lugar a otro.
En un instante vos y tus pensamientos están aquí, después de haber forcejeado tanto con estar allá,
y en otro, allá se vuelve aquí.
Pero vos te quedas allá (que era aquí) y ¿cómo volves?
Es rara esa manía que tiene el tiempo de mover tu cuerpo y dejar quietos tus pensamientos...
o viceversa, también pasa.
¿No será el destiempo el gran problema de los hombres?

Yo no sé.
Pero algo o alguien tiene que arreglar este despelote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario